Translate

martes, 29 de octubre de 2013

Capitulo 6º LAS AVENTURAS DE UN CABALLERO EN DISBER

LA PREOCUPACION QUE EL CABALLERO SIENTE POR LO QUE EL CREE , FALTA DE AVENTURAS

Como ya dije en el capitulo de instrucción ; las cosas cambien, los dragones desaparecen y los caballeros estamos en desuso, que se suele decir . Desorientado estoy, pues no lucho contra moros, ni malos cristianos, y lo que es aun peor, ni contra aquello para lo que fui entrenado e inventado , como la honra de matar dragones. Las desventuras a la que estoy siendo sometido, me dejan como caballero sin rumbo, o como sin oficio. Causóme esto mucha pesadumbre, por que el gusto de haber escrito tan poco , se volvía en disgusto de pensar el mal camino que se ofrecía para hallar buenos relatos que escribir. Estaba yo en estos pensamientos en el sótano, cuando vi aparecer por uno de los pasillos a una doncella del pueblo, en busca de unos productos para ultimar una pocion y dejar terminado un susodicho pedido , que sirve para la derrota de ese conjuro llamado crisis. 



Saludos tenga buena sra Chelo , que buscáis por estos terrenos, que necesitáis, si me podéis describir, y así con ello, a buen seguro yo os podre ayudar, ya que mis compañer@s están desfaciendo entuertos y subiendo pales a el pueblo, mientras tanto el bachiller Carlos a tenido que ausentarse . Buenas tengamos Caballero Andante – dijo Chelo – dos cositas que ando necesitando , pues nos han faltado para ultimar unas cestas. Dígame que busca y yo la ayudare - me ofrecí – Pues solamente un licor y unos mazapanes, poca cosa que a bien espero me podáis informar donde encuentran y yo misma las coger. ¡ va lame el señor ! -dije- que eso no sera así, pues debo informar lo que vos me pediis, pero como tal andante que soy, también os las coger y ayudaros a llevar . Gracias, pues amable D. Lorenzo , no esperaba menos de todo un caballero. Buscado y cargado lo que la fermosa señora había pedido – le conteste - Yo soy muy contento de hacer lo que me pedís, mas es mi condición de caballero .Se marcho rauda para terminar ese pedido, y volví a quedarme solo con mi caballo ( torito ) para ir dejando cuatro cosas en su sitio.


Fuese entonces cuando el bachiller Carlos, me llamo y me dijo que nuevas ordenes para mi disponía y que fueseme preparando que debía subir al pueblo y combatir al lado de la guerrera Mª José , ya que un asunto se estaba fraguando. Con gran alegría , enfunde mi espada ( cutex ) y amarre mi caballo ( torito ) y subí raudo a buscar a Mª José para ponerme a su lado y que me explicase con quien habría de pelearme, a quien debía de con mi espada cortar o atravesar. A la altura de la guerrera me puse y entonces me dijo ; Mi señor debéis de dar de comer a este dragón, llamado trituradora, que se come todo el cartón que la gente en su mesa recicla, y para ello yo le traeré en carros llamados jaulas , todos los que recoja por todas las mesas, y vos caballero andante deberéis de ponerlas alcance de sus fuertes brazos. Una vez se haya “tragado”todo, deberá de quitársela y ponerle otra... y así, así ¡ me ha entendido ! Así es – le dije – vayamos raudos a la lucha, vos tráigame esas jaulas, que yo are que este dragón se atragante y así reviente. -Pusose cara de circunstancias la joven guerrera Mª José – Creo Sr. Andante , que no me ha entendido, esto que vos llama dragón es una maquina de reciclar cartón, y lo que hay que hacer es vaciar las jaulas, pero tiene su tiempo, si se las echa muy aprisa , se puede detener, por que los circuitos están preparados y no los puede atosigar. No os preocupéis mi Sra, claro que lo he entendido esto es cosa de los andantes caballeros, que no estamos embrujados, y sabemos distinguir esto de un dragón. No digo yo que sean igual de los que ya he derrotado en antes, pero seguro que con este también acabo. 

Mas caras de circunstancias de Mª José - ¡Madre mía! Voy a hablar con Carmen o Mª Angeles, para que le vuelvan a dar alguna inyección o algo, por que veo que me rompe la trituradora, con sus fantasías de los caballeros andantes. Y mientras tanto yo , ya pensando en como poner mas rápido las jaulas en los fuertes brazos del dragón, para terminar cuanto antes con el y que de reventon muriese.
La guerra Mª josé, me iba trayendo todas las jaulas que la gente de pueblo iban llenando con el reciclaje del cartón, y no paraba de dar de comer a semejante mastodonte, y contra mas le ponía, mas se tragaba. Así que tuve que adoptar una estrategia que resultaría determinante..... vi unos enchufes que hasta el mismísimo dragón llegaban, y cuando la guerrera se marchaba a buscar mas jaulas, saque mi espada ( cutex ) y tras abalanzarme contra lo que parecía su corazón, le iba gritando, ¡ muere mal bicho ! A mi no me engañas tu estas al servicio de una empresa de fuera, y a buen seguro que entre estos cartones, alimentas el gran conjuro que se hace llamar crisis, pues yo se y a buen seguro lo digo, que el año pasado os tragabais mas cartón que este año, por lo que digo y he dicho, que algo os traéis entre estas paredes de hierro ! Y han diciendo esto le había metido mi espada por unos cables todos juntos que allí había, lo que al herirle de muerte, me soltó como un rayo, que casi me abrasa, gracias a que salí despedido y cayendo a unos veinte o veinticuatro pasos, quede con los huesos doloridos. Aquel solo golpe fuera bastante para dar fin a su rigorosa contienda pues en segundos se detuvo, e intuí que le había forzado a caer vencido. Siendo entonces cuando detrás de mi escuche la voz de Mª José , bueno mas que la voz, los gritos - ¡¡ Insensato, pardiez que me lo temía !! debía de haber hablado con Carmen, y que le quitasen de aquí, ya sabia yo que me la liaría. De que gritáis Mª José, he vencido a este gran dragón que a buen seguro intentaba algo llevándose el cartón. ¿ Pero que deciis , por dios ? ¿Ahora como vamos adelantar el trabajo ? ¿ sabéis lo que habéis echo mal loco , con sus locuras y encantamientos ? . Quede un poco pensativo y dije; por vuestro tono, no parece que os guste el que haya vencido a este dragón, seguro me lo agradecerá cuando vea como me aplaude el pueblo, cuando vea como me homenajea la reina María.... Pues nada , nada vaya vuestro Sr mismo a dar las explicaciones pertinentes , y que le juzguen directamente , exclamo la guerrera.


Baje a el sótano, y delante de el bachiller Carlos, con gran jubilo le explique; si como escucháis, yo solo le metí mi espada con mi fuerte brazo y se la clave en lo llamado caja fusibles.... yo solo lo he derrotado. Con cara de no creerme, me miro Carlos, y han diciemdome
¿ Tu solo ? Anda, anda que hoy por que es la hora de marcharse, pero mañana va ud. a vaciar todas las jaulas a un contenedor mas grande hasta que esto se arregle, y a de gracias, que la reina María, no esta en el castillo, por que si no a buen seguro le mandaba a su casa. Con lo que quede sorprendido , ya que por estos y otros muchos respetos soy digno de continuas y memorables alabanzas y aun mas si cabe por el trabajo y diligencia que puse en buscar el fin de este dragón que todo mundo le llama el “triturador de cartón”, pues parecerme que todo el mundo en vez de felicitarme, me quieran castigar,
Si a esta historia se le puede poner alguna objeción acerca de su verdad, no podrá ser otra sino haberla escrito muy aprisa,... cosa mal echa y peor pensada , habiendo y debiendo interés en mostrar las cosas sin torcer del camino de la verdad. Que todo lo que aquí descrito, la gente me desmentirá, pero yo soy luz y espejo de la caballería andante , y el primero en nuestra edad y en estos calamitosos tiempos se puso al trabajo y ejercicio de las andantes armas y el des facer agravios , socorrer jefas, amparar doncellas de aquellas que andaban con sus carros a cuestas de pasillo en pasillo. Digo pues , que por estos y otros muchos respetos soy digno de ser creído y que la historia contada pase a el servicio de la gracia de los lectores.


Para el blog ELMOTERO QUIJOTE