Translate

miércoles, 29 de mayo de 2013

CAMBIOS O NO CAMBIOS

QUE TRATA DE LA CRITICA O NO CRITICA A LAS MATINALES



Felicísimos y venturosos fueron los tiempos donde se echó al mundo el audacísimo caballero Don Lorenzo Andante, pues por haber tenido tan honrosa determinación, como fue el querer resucitar y volver al mundo la ya perdida y casi muerta orden de los andantes caballeros, gozamos ahora en esta nuestra edad necesitada de alegres entretenimientos, no sólo de la dulzura de su verdadera historia, sino de los cuentos y episodios della, que en parte no son menos agradables y artificiosos y verdaderos que la misma historia.

Dicha historia sigue cuando despues de su primera salida y enfrentarse a lo que el llama monstruos, y los demas, lo llaman camiones, decidiose darse a conocer a todos los caballeros , y asi decidio preparar junto con su Dulcilicia , una matinal en lo que el consideraba su castillo. Tal decision comunicaselo a su Sra Dulcilicia, y conto con su aprobacion, no sin algun reproche, por aquello de que mucho trabajo se avecinaba para tan poco tiempo que en la orden de las motos estaban.

Asi pues el ansioso caballero, se dispuso a organizar una fiesta en su castillo, y para ello se preparo unas recomendaciones a todos aquellos, que disponian de una gran fama de grandes caballeros. El chapther de Castellon, que segun el tenia entendido, disponian de de los mejores caballos de la raza harley davindson, de una orden que llevaba el nombre de una extraña , pero no por ello le importase a nuestro caballero, La Bruixa, y tambien avisose a los rancheros de Burriana, por llevar la gran mayoria unos carros de tres ruedas.



Un buen 9 de Septiembre del 2010, salio al fin a la luz la 1ª matinal organizada por Lorenzo Andante y Dulcilicia, llevando todo el peso de la organizacion, y contando con la inestimable ayuda de ese dia para a tender a tanto moter@ de Amparo y luis Y Yolanda y Jose. La idea de nuestro caballero era presentar una matinal diferente, comoda, y a la vez que no perdiese la esencia ......

A la puerta del castillo, un mayordomo hiba anunciando aquellos clubs que se presentaban, y dentro del local, una gran maquina de un conocido, al que sudo para poder entrar por la puerta. dejando uno de mis trajes sobre un manique a modo disasorio, para que no lo robasen.



Habia una sala donde se presentaban los caballos mas vario pintos, ya que a los caballeros, nos gusta mirar monturas.



Y para los caballeros que mejor que unos aposentos anchos donde la comodidad diese lugar a las buenas placticas y momentos para hablar de sus batallas.


Y esta fuese mi gran idea de las matinales, sitios adecuados para aunque llueva, o haga un sol de 40 º  y sobre todo por que da una tranquilidad para hablar con los demas cabelleros, sin preocuparse de las inclemencias.


Esta señores es mi historia. Solo me resta por decirosque de cuanta gente de acompañamiento de mi reino veo a menudo, y nunca hablamos con detalles, pues es verdad verdadera el decir, que yo lo pase en grande, solo mi blosillo salio mas perjudicado, pues al no ser aun caballero motero, poca gente conocia de mi reino, pero los trabajos continuos y extraordinarios quitan la memoria de lo echo, pues el tiempo avanza y no da a parar en la vista atras.


Desde entonces, todos los aniversarios o comidas relacionads con el blog, han sido por el estilo, buscando lugares que esten de acorde con la mayoria posible, por espacio y por lo que el ventero nos saque de comer y los rublos no sean mucho.

Muchas aventuras, he corrido desde entonces, grandes caballeros he conocido, y por supuesto grandes damas, y cada reino que he visitado me ha enseñado algo nuevo.



Cuando ha echo frio, lo hemos aguantado, cuando a llovido, menos caballeros han acudido, pero en definitiva, los clubs organizadores hacen lo que pueden.



Pues muchas veces los terrenos son los que les dejan, pero y aunque lo hacen por juntar a los mas caballeros posibles, hay veces que no piensan en las condiciones en las que nos ponen.



Es verdad que como caballero sin reino que defender, puedo elegir, el campo donde librar mis batallas, es por ello, que solo me queda por decir, que no critico los actuales campos de batalla, pero que no esperen mi mas ferrea defensa, que no la van a tener, pues soy el convencimiento que hay cosas que deben mejorar, mientras tanto, acudire a las celebraciones que los reinados sean de mi agrado, por amistad con los caballeros que en justas se debatan.