Translate

domingo, 24 de abril de 2016

Denia, tierra de grandes vistas.

Dónde pones tu atención: ¿en el pasado, en el futuro o en el presente?

Desde mi pequeña experiencia quiero plantear una reflexión milenaria y totalmente actual: Y dedicarla a la hija de unos amigos que está luchando por vivir el presente y tratar de despejar dudas del futuro. Pero y por supuesto a tod@s los lectores del blog losperrosnegros y de este.

Se basa en la acumulación de información. A medida que leemos, escuchamos o vivimos experiencias, nuestro cerebro guarda y clasifica esa información para, en caso de necesitarlo en un futuro, solo tengamos que recurrir a nuestro almacén del conocimiento y estar preparados para la acción o la respuesta. Es un hecho demostrado que tomamos decisiones en función de las vivencias que hemos experimentado. Lo que demuestra que nuestra vida consiste en una repetición constante de experiencias pasadas, sean estas positivas o negativas.
Si alguien dijo algo que nos ofendió y lo recordamos de forma repetitiva, volvemos a sentir ese dolor aunque ahora, en este preciso momento, no esté ocurriendo. Experimentar una y otra vez nuestro pasado, vivir en los recuerdos, sugiere que no estamos presentes en los acontecimientos que nos están ocurriendo aquí y ahora, e impide que avancemos.
Predecir un acontecimiento que en este momento no está sucediendo implica que nos angustiemos con situaciones que no tienen por qué suceder. Tirar de nuestros recuerdos y querer predecir el futuro de nuestra vida, de nuestra carrera profesional, o de cualquier otro tema, no es más que un engaño de lo que realmente importa: lo que hacemos en este momento.
No hay más realidad que la que existe en este preciso instante, el pasado no está, el futuro aún no ha ocurrido. Solo existe el presente, y si conseguimos vivir plenamente en él dejaremos de lado la tristeza y el enojo del pasado, y la angustia y el estrés del futuro.


       Una vez entendido el proceso de estar presentes, los beneficios físicos son indudables. No importa lo que paso ayer, ya nada lo va a cambiar, y si queremos predecir e influir en el futuro lo más seguro es que los acontecimientos que guarda nuestro cerebro, nos facilite datos, pero a buen seguro en gran porcentaje erróneos. Lo mejor es vivir el presente. Podemos estar enfadados por algo del pasado (aunque sean de hace minutos) Podemos pensar en que podíamos haberlo cambiado. ¿De qué sirve ? Lo mejor es tomar decisiones y seguir en el presente. La vida es un cumulo de decisiones, de ellas y como las tomemos depende nuestra felicidad, pero nunca será culpa de los demás. Siempre y cuando seamos nosotros los que las tomemos, nunca bajo la influencia de dejarnos llevar por otros.
A la hija de estos amigos le digo, pon tu mira en el presente, vive pensando en ti, en que debes ser fuerte, nadie toma tus decisiones, pero sobre todo, no te angusties con situaciones que no puedes predecir, eso es tirar tiempo en pensamientos que no tienen por qué suceder.
Este es tu momento… ¡no lo dejes escapar! Vive soportando el dolor, sigue tu vida y no pierdas ni un segundo en echar la vista atrás, se fuerte supera las situaciones difíciles y piensa en ti. Los seres queridos de tu alrededor no te dejaran sola, ellos siempre estarán ahí. Pero sigue adelante por ti.
Y ahora dejadme que os presente la salidita de este fin de semana.

Nuestras decisiones nos llevan a que mi Dulcilicia trabaje a más de 500 km de Valencia, por lo que tiene que salir Domingo nada más comer. Al haber una comida con los compañer@s al que no podíamos acudir, decidimos salir el sábado a Denia y el Domingo a el Perello.

Maquinas preparadas.



Llegada a Favara, donde vamos a almorzar.


















Domingo , nos vamos a almorzar a Cullera y luego a el Perello , donde se celebra una matinal.























Un reportaje de Lorenzo Andante.





Para el Blog El Motero Quijote.