Translate

miércoles, 19 de marzo de 2014

AVENTURAS DEL CABALLERO ANDANTE EN DISBER.


A un  hoy no se con que suerte me tope, ni cuantos fueron aquellos caballeros que juntarse debieron para que este humilde caballero siguiese pasando por aventuras que le den fama y honra para luengos tiempo. Pero he aquí las nuevas aventuras de el caballero Lorenzo Andante, despues de terminada la campaña de naviedad...


CARROZA NUEVA PARA EL CABALLERO ANDANTE.
Siendo el día antes de preparar mi marcha de Disber, fue requerido ante la presencia de el padre de la reina María, cual no seria mi sorpresa, pero como no hay caballero que se diga cobarde, no iba yo a ser el primero y tomando el valor de no se donde, allí me presente.
Aunque ya le conocía , mas por verle por el poblado de Disber que por hablar con el, por fin estaba ante su presencia. El gobernador Coll estaba sentado detrás de su escritorio, y al verme entrar entrar me hablo de una misión nueva que de un valeroso caballero requería. Y si tal misión aceptaba, pues no me ocultaba que de mucho riesgo se necesitaba, por lo que anduviese seguro que si llegaba a el cielo, se habririan las dos puertas para dejarme pasar.

Me hinque de rodillas ante él, diciéndole, no me levantaré jamás de donde estoy, fasta que la vuestra cortesía, me otorgue un don que pedirle quiero, el cual redundará en alabanza vuestra y en pro del género humano. El gobernador que vió a su huésped a sus pies, y oyó semejantes razones, estaba confuso mirándole, sin saber qué hacerse ni decirle, y porfiaba con él que se levantase; y jamás quiso, hasta que le hubo de decir que él le otorgaba el don que le pedía. Y es que el puesto era suyo, desde ahora seria portador de los mejores vinos y yantares de el pueblo de Disber hacia otros poblados y señores gobernadores. No esperaba yo menos de la gran magnificencia vuestra, señor mío , respondí, y así os digo que el don que os he pedido, y de vuestra liberalidad me ha sido otorgado, es que mañana, en aquel día, me habéis de armar repartidor, y mañana, como tengo dicho, se cumplirá lo que tanto deseo, para poder, como se debe, ir por todas las cuatro partes del mundo buscando las aventuras en pro de los menesterosos, como está a cargo de la caballería y de los caballeros andantes, como yo soy, cuyo deseo a semejantes fazañas merezco.

El gobernador, que como está dicho, era un poco socarrón, y ya tenía algunos barruntos de la falta de juicio de este caballero, acabó de creerlo cuando acabó de oír semejantes razones, determinó seguirle el humor; así le dijo que andaba muy acertado en lo que deseaba y pedía, y que tal prepuesto era propio y natural de los caballeros tan principales como él parecía, y como su gallarda presencia mostraba, y que él ansimesmo, en los años de su mocedad se había dado a aquel honroso ejercicio, andando por diversas partes del mundo buscando sus aventuras

Echas, pues, estas prevenciones, no quiso aguardar más tiempo a poner en efecto su pensamiento, apretándole a ello la falta que él pensaba que hacía en el mundo su tardanza, según eran los agravios que pensaba deshacer, tuertos que enderezar, sinrazones que enmendar, y abusos que mejorar, y deudas que satisfacer; y así, como tan pronto le proporcionaron un carruaje acorde a su condición, dispuesto a nuevas aventuras en Disber.


 "dichosa edad, y siglo dichoso aquel adonde saldrán a luz las famosas hazañas mías, dignas de entallarse en bronce, esculpirse en mármoles y pintarse en tablas para memoria en lo futuro. 

Una historia de LORENZO ANDANTE.




Para el blog EL MOTERO QUIJOTE